Entre las actividades que realizan las instituciones en pos de la formación de capital humano de excelencia, se realizó una charla con docentes.

Mientras la industria del software de Tandil necesita formar 1500 programadores para los próximos cuatro años, alrededor de 4000 chicos que egresarán a fines de 2017 de las escuelas secundarias deberán decidir su futuro. En este sentido, la CEPIT y la Facultad de Ciencias Exactas de la UNICEN trabajan en conjunto con el objetivo de dar a conocer a la sociedad la posibilidad que tienen los adolescentes de acceder a una formación de excelencia con posibilidades firmes de trabajo dentro de una industria consolidada y en crecimiento. En ese contexto, las dos instituciones ofrecieron hoy una charla destinada a los docentes de las escuelas secundarias. Allí se hizo hincapié en la necesidad de la industria local, en las facilidades que ofrece la UNICEN, la oferta académica de la Facultad de Ciencias Exactas y el rol clave de los maestros en el proceso de elección de los chicos de una carrera. Luego de la actividad, los docentes participaron de una muestra-taller en donde tuvieron acceso a contenidos relacionados a la ciencia y la tecnología.

El rol del maestro.

El primer orador de la jornada fue el comunicador social Gustavo Rech, director creativo de la empresa El Nido Comunicación. Rech hizo alusión a la revolución tecnológica que vive la sociedad en la actualidad y lo que este nuevo mundo propone a futuro. “La palabra que van a escuchar cada vez más es transformación, la tecnología nos obliga a transformar todo alrededor”, explicó. Luego, presentó dos videos: el primero del motivador inglés Simon Sinek, quien habla de los millennials, y otro del director, productor y cineasta Fernando Salem, creador del dibujo animado Zamba, tomado de una conferencia TEDx, destacando la influencia que tuvo su maestro de cuarto grado en su futuro.

Además de presentar los cambios que vive la sociedad con la tecnología, Rech buscó dejar en claro el rol clave de los docentes en la vocación de los alumnos. “La educación es lo que nos hace libres, el comprender es lo que nos hace libres y nos permite elegir. Hay un mundo nuevo, un mundo enorme, gigante para los chicos, una oportunidad única y lo más importante de eso hoy acá, en Tandil, es que está al alcance de la mano. Las posibilidades que se tienen en esta ciudad asociada a la tecnología son infinitas. Hay que trabajar con los chicos en que sepan que tienen una oportunidad única que tiene que ver con todo lo que va a suceder de acá en adelante y que realmente está a disposición de ellos”, explicó. “Ustedes son esa semilla. Nosotros los definimos como héroes porque cuando los chicos no saben qué decisión tomar, se apoyan mucho en ustedes”, concluyó.

Una industria sin techo.

A su turno, Mauricio Salvatierra, vicepresidente de CEPIT, le contó a los docentes la actualidad del sector en la ciudad. “Estamos viviendo un cambio de época. Así como tuvimos una revolución industrial, esta es la revolución tecnológica. Es así, va a pasar y no lo podemos controlar. Estamos en un cambio de época, no en una época de cambios”, expresó.

“Tandil no tiene nada que envidiarle a Silicon Valley, tenemos una tierra súper fértil para generar desarrolladores de tecnología”. ¿El motivo? Una oferta educativa de excelencia y más de 60 empresas que ofrecen oportunidades laborales a estudiantes y egresados en un contexto mundial muy alentador en firmas en donde se fomenta la creatividad y ambientes de trabajo que amigables. “Hoy no muchas industrias tienen la posibilidad de tener este ambiente de trabajo”, aseguró Salvatierra. “Estamos en el medio del proceso de transformación digital de la sociedad. No se puede frenar, y si no nos transformamos vamos a quedar todos afuera. Por eso trabajamos en este tipo de iniciativas, porque necesitamos que la gente elija trabajar en sistemas y los docentes son parte clave de este proceso”.

La Facultad de Ciencias Exactas, pionera.

“Todo el talento que trabaja en esta ciudad está formado en nuestra Universidad. Tenemos una de las mejores universidades del país”, cerró su discurso Salvatierra. José Marone, Secretario de Extensión de la Facultad de Ciencias Exactas, y Javier Dottori, coordinador de la TUDAI (Tecnicatura en Desarrollo de Aplicaciones Informáticas), fueron los encargados de hablar de la formación académica a la que pueden acceder los egresados secundarios.

“Después de recorrer varias universidades del país, les puedo decir que tenemos la suerte de tener un campus hermoso con una salida tremenda y con muchos contactos”, expresó Marone en relación al “ecosistema” del Campus Universitario. Luego mencionó las carreras, los núcleos de investigación, y el acceso de los alumnos y egresados una serie de facilidades entre las que se destacan el Centro de Innovación y Creación de Empresas (CICE), la biblioteca, el comedor, las actividades deportivas y el departamento de bienestar, con programas de becas y residencias universitarias. “Todas posibilidades que ofrece la Universidad”.

Finalmente, Dottori habló de las carreras relacionadas a la informática y la tecnología: Ingeniería de Sistemas, TUPAR (Tecnicatura Universitaria en Programación y Administración de Redes), TUDAI y el Profesorado de Informática. “La más conocida es la carrera de Ingeniería en Sistemas, que es la carrera insignia. Comenzó hace más de 40 años y fue una de las primeras en el país. De hecho, el primer ingeniero en sistemas de Argentina es egresado de acá. Haber comenzado tan temprano hizo que esto pueda crecer mucho”, explicó. Luego destacó la TUDAI, creada hace tres años buscando ampliar la oferta académica de la Facultad, tomando en cuenta las necesidades de las empresas del sector.